ENVÍO GRATIS CON NUESTROS PACKS
5 productos gourmet

5 productos gourmet que no pueden faltar en tu despensa

Es hora de reivindicar la buena mesa. Con la familia, con los amigos, con tu pareja o contigo mismo. Son muchos los momentos que ocurren alrededor de una mesa con una deliciosa comida como testigo y cómplice.

Un sabroso aperitivo, un plato preparado con mimo es el punto de inicio de una celebración, la puerta abierta a una agradable conversación.

Momentos únicos que llenan nuestra memoria de buenos recuerdos, y también, nuestro estómago.  

Disfrutar de una estupenda comida ya no es algo exclusivo de un restaurante de categoría.

Contar con productos gourmet en tu despensa te da libertad para que cualquier situación se convierta en excepcional. Eleva ese momento alrededor de la mesa a la categoría de memorable, y nos expone a un mundo de aromas y sabores que son todo un disfrute para nuestro paladar.

¿Por qué tener a mano productos gourmet?

La gastronomía española tan rica y variada nos regala productos exquisitos que nos pueden faltar en nuestra despensa. 

Tener productos gourmet en casa te permite elaborar recetas fáciles, rápidas, apetitosas y de calidad.  Con pocos añadidos y mucho atrezo, preparas una receta digna de un restaurante de la Guía Michelin.

Tanto si deseas darte un merecido capricho o preparar una cena especial en minutos, tus aliados son los productos de alta calidad ya elaborados.

1. Conservas gourmet del mar: anchoa, atún, bonito, sardina

Todo lo que proviene del mar tiene ese matiz salado característico, que adquiere personalidad propia en cada pescado, lo que da lugar a un gran abanico de sabores intensos.

En este caso, para tu fondo de despensa de productos gourmet tenemos cuatro ideas que van a constituir la base de muchas recetas.

La anchoa: el aroma y sabor del Cantábrico

Este pez encierra en su pequeño cuerpo el sabor intenso del mar y una textura melosa. 

Su tamaño es inversamente proporcional al gusto contundente que inunda el paladar, por eso suele acompañarse de elementos más suaves que den lugar a un equilibrio sensorial.

Te dejamos propuestas sencillas para convertir a la anchoa en la reina de la cena:

Canapés de anchoas sobre pan crujiente

Ingredientes: anchoas en conserva, pan, tomate, albahaca, orégano, ajo, queso de fundir. 

Una delicatesen que se construye sobre la base de rebanadas de pan de baguete que se tuestan levemente. 

En cada una colocas queso de fundir, una rodaja de tomate, albahaca, orégano y ajo. 

Dos anchoas entrazadas en la cumbre y regadas con un poco de su jugo y listo.

Ensalada de anchoas y salmón

Ingredientes: anchoas en conserva, salmón ahumado, pimientos, queso fresco, orégano y AOVE. 

Haz una cama con los pimientos, las lonchas de salmón cortadas en tiras, las anchoas y cuadrados de queso fresco. Aliña con aceite de oliva y orégano, pero no remuevas.

Atún: un oleaje de sabor y versatilidad

El atún es un alimento muy nutritivo y delicioso que no puede faltar en tu despensa. 

Este pescado azul de carne recia y rosada, tiene un fuerte sabor que aporta personalidad a los platos de los que forma parte. 

El atún en conserva es un alimento muy versátil y fácil de combinar. Apenas tienes que cocinar, pero no por ello deja de ser un plato fresco y sabroso. Aquí te dejamos un par de ideas:

Ceviche de atún en conserva

Ingredientes: atún en conserva, lechugas variadas, aguacate, cebolla morada, orégano, sal, pimienta, limón y aceite de oliva.

Desmenuza el atún, así como lechuga de una variedad firme, aguacate y un poco de cebolla morada. Mezcla todo y añade orégano, salpimienta y riega con zumo de limón y aceite de oliva. 

Sirve en cuencos y disfruta. 

Tostaditas de atún en conserva, crujientes y guacamole

Ingredientes: atún en conserva, pan o tostaditas y guacamole. 

Prepara tu ensalada de atún favorita y ponla sobre el pan crujiente o la tostada con el guacamole como base. ¡Listo! Ya tienes un aperitivo sano, sencillo y sabroso.

Bonito: el sabor del norte en tu mesa

La carne blanquecina de este túnido es muy sabrosa y contiene poca grasa.

Las conservas de bonito son tan exquisitas como socorridas. 

El pescado del Norte está listo para convertirse en el centro de atención de tus recetas:

Tartar de bonito en conserva

Ingredientes: bonito en conserva, cebolletas, tomates, mayonesa y perejil. 

Trocea cebolletas y tomates y mézclalo todo en un bol junto al bonito.

Emplata el tartar utilizando un molde.

Añade una cucharadita de mayonesa y espolvorea el perejil. 

Ya tienes preparado un delicioso plato con sabor a mar. Y no cualquiera. El del Norte.

Ensalada de cogollos con bonito y anchoas

Ingredientes: bonito en conserva, anchoas, cogollos de lechuga, aceite de oliva virgen extra y vinagre. 

Este plato representa la sencillez convertida en exquisitez. 

Corta los cogollos en cuartos y lávalos. 

Coloca una anchoa y un trozo de bonito en cada pieza y riégalas con AOVE y un poco de vinagre. 

Mmm…

Sardinas: deliciosa humildad

La humilde sardina es también un bocado exquisito que te puede arreglar el menú en un momento. 

Si ya está en tu despensa gourmet, cuentas con un gran aliado en tu mesa. 

Mira cómo puedes presentarlas:

Coca de sardinas y escalivada

Ingredientes: sardinas en conserva, pan, pimientos rojos, cebolla y berenjena.

Abre una barra de pan por la mitad.

Añade una base de pimientos rojos, cebolla y berenjena asados.

Coloca las sardinas, hornea cinco minutos y prepárate un contraste de sabores de mar y montaña irresistible. 

Ensalada de rúcula y canónigos con sardinas en aceite de oliva

Ingredientes: sardinas en conserva, rúcula y canónigos. 

Mezcla la rúcula con los canónigos y añade las sardinas desmenuzadas con su aceite. 

A partir de aquí, añade ingredientes a tu gusto.

El sabor de la sardina en su salsa es el protagonista de este entrante deliciosamente nutritivo y saludable.

2. Conservas gourmet de la tierra: espárragos y pimientos

Los espárragos en conserva son también un fondo de despensa que te ofrece muchas posibilidades. El alimento con el que los combines marcará la ligereza o contundencia del plato. 

Si los tienes almacenados en tu cocina gourmet, no solo puedes disfrutarlos todo el año, sino que sorprenderás a tus visitas.

¿Qué te regalan los espárragos?

Una de las características por la que los espárragos son más apreciados es su bajo contenido energético, que se ve compensando por una gran cantidad de nutrientes.

Nada de grasas y mucha fibra, junto a propiedades diuréticas terminan de convencer.

Si además te decimos que son ricos en antioxidantes y vitaminas C y E, seguro que tomas nota para añadirlos a tu alijo particular de productos gourmet.

Recetas gourmet con espárragos en conserva

Espárragos aromatizados con tomates

Ingredientes: espárragos, tomates, hierbas aromáticas, aceite de oliva extra y vinagre. 

Es un plato ligero y delicioso que puedes preparar en unos minutos. 

Trocea los espárragos y los tomates. Añade tus hierbas aromáticas favoritas y adereza el plato con aceite y vinagre al gusto.

Espárragos a la Navarra

Ingredientes: espárragos, huevos, chistorra, harina, aceite de oliva virgen extra, dientes de ajo, pimentón de La Vera y sal.

¿Quieres un plato sabroso contundente?

Sofríe la chistorra y los dientes de ajo picados.

Cuando estén dorados, añade una cucharadita de harina y pimentón.

Remueve todo y echa el caldo de los espárragos.

Cuando comience a hervir añade los espárragos enteros.

Rompe los huevos y apaga el fuego cuando veas que las claras están a punto de cuajar.

Salpica el plato con otro poco de pimentón y bon appétit!

Los pimientos: sabor y color en tu mesa

Los pimientos te regalan múltiples propiedades saludables. Tienen un alto contenido en calcio, de fósforo y magnesio que favorecen tu sistema digestivo, nervioso y locomotor. Casi nada.

Pero no solo son sanos, también están deliciosos y salpican de color y sabor cualquier plato. 

Los más conocidos son los pimientos del piquillo, una deliciosa variedad Nava con su característica forma triangular. 

Son muy versátiles en la cocina. Suelen prepararse rellenos, aunque también pueden cocinarse en sartén o en crudo. 

Son ideales para hacer deliciosas tapas o tostadas (al atún y las anchoas son algunos de sus sabrosos aliados), o para acompañar carnes, pescados y tortillas.

Recetas gourmet con pimientos en conserva

Pimientos de piquillo rellenos de atún

Ingredientes: pimientos del piquillo, atún, salsa de tomate, un huevo, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal. 

Esta receta está deliciosa y es muy fácil de preparar. 

En un recipiente echa cuatro cucharadas de salsa de tomate y dos pimientos de piquillo. Añadimos la lata de atún escurrida y el huevo picado. Trtituramos, aliñamos y ¡Listo! Ya tenemos el relleno.  

Con una cucharita rellenamos el resto de pimientos, emplatamos y aliñamos de nuevo al gusto.

Ensalada de pimientos del piquillo

Ingredientes: pimientos del piquillo, ajos, guindillas (si te gusta el picante), atún, anchoas, aceitunas, AOVE, sal y pimienta.

Los pimientos del piquillo ya son deliciosos de por sí, pero si los aliñas previamente, el resultado será aún más espectacular.

Lo primero de todo es que conserves el líquido del tarro.

Dora los ajos laminados y la guindilla ligeramente.

Añade a la sartén los pimientos de piquillo bien extendidos.

Cocínalos un par de minutos por cada lado.

Agrega el caldo del tarro que habías reservado y deja que cueza todo junto durante cinco minutos.

Salpimenta y emplata.

La ensalada puedes coronarla con atún, anchoas o ventresca. Salpica el plato con los ajos, la guindilla y unas aceitunas, y riégalo todo con el jugo de la cocción anterior.

Irresistiblemente apetecible. ¿No crees?

3. Salsas gourmet

¿Cuál es la manera más rápida y sencilla de convertir un plato habitual en algo espectacular? Una salsa, por supuesto.

El truco para prepararlas es contar con ingredientes supremos, tiempo y destreza.

Si te falla alguno de los tres, no consigues el resultado deseado. Así que es muy socorrido que tengas en tu despensa una variedad de ellas para dar el toque final a ese plato que has preparado con tanto esmero. 

Las imprescindibles: mayonesa, alioli y curry

Nuestra amada mayonesa es una salsa fría que procede de la emulsión de huevo y aceite vegetal, sazonada con sal, vinagre o limón. Es tan versátil que además es la base sobre la que se construyen otras salsas como la rosa, golf o tártara.

También es pariente del alioli, que en origen se prepara con ajo y aceite de oliva y que en la actualidad añade el huevo a la preparación.

Ambas son salsas untuosas, que amalgaman bien con varios alimentos, consiguiendo unificar sabores que sin ellas permanecerían separados.

El Curry es una mezcla de especias generalmente picantes, procedentes de la India, que se incorpora a ingredientes como la mantequilla o la nata para crear la salsa. Su peculiaridad es que potencia sabores. Ten en cuenta que a menudo no es del agrado de todos los comensales, por lo que debes usarla con criterio.

¿Con qué emparejan bien?

Ese es el quid de una salsa: realzar el sabor de un plato y no enmascararlo. Por lo que te conviene conocer exactamente los alimentos con los que mejor se llevan.

Mayonesa

Si hablamos de mayonesa, el abanico de posibilidades es amplio. Desde todo tipo de ensaladas y ensaladillas, a hamburguesas, pastas y patatas. Sin olvidar que también es buen acompañamiento de variadas carnes, pescados, marisco y hortalizas.

Alioli

Por su parte, el alioli aporta el toque picante y personal del ajo, y se suele emplear para acompañar pescado, mariscos, carnes a la brasa, verduras a la plancha y patatas preparadas de todas las maneras. 

Luego cada comunidad lo ha adoptado para maridar con algunos platos típicos, que ya han quedado asociados a él, como el conejo en Cataluña y el bacalao en Aragón.

Curry

En cuanto al curry, realza platos de carnes como conejo, cerdo o cordero, también aves como el pollo y diversos pescados. Aporta intensidad a las verduras, el arroz o la pasta. Y combina bien con las legumbres.

4. Aceites gourmet

Arbequina

Esta delicada oliva produce un aceite ligero y de textura suave, con aroma a frutos maduros.

Su sabor afrutado y ligeramente dulce deja en el paladar toques de almendra y manzana.

Por ello es el más adecuado para platos que no requieran un fuerte gusto a aceite, ya que el gourmet arbequina suma su sabor al de los demás ingredientes, sin anularlos.

Ideal para: salsas, repostería, hortalizas frescas y pescados al vapor o a la brasa.

Picual

Esta variedad de oliva da lugar a un aceite con mucho cuerpo y una gran fuerza en su sabor, que presenta notas de plátano, higuera y madera.

En el paladar lo percibes suavemente amargo y picante, con entidad propia.

Ideal para: emplear en crudo para conservas de queso o de verduras, y cocina con él carnes de caza y otros guisos largos.

Cornicabra

La oliva cornicabra te regala un aceite afrutado y fresco, pero a la vez intenso. 

En tu boca sientes un equilibrio entre dulce y amargo, que recuerda al tomate y la almendra, salpicados con notas de frutas verdes como la manzana.

Aporta un regusto intenso que realza los sabores. 

Ideal para: tostadas, amalgama ensaladas y verduras.

Ahumado

El ahumado es una antigua práctica que aromatiza el alimento y a la vez alarga su duración, debido a su acción antibacteriana y desinfectante.

La técnica requiere tiempo y aporta al aceite de oliva sabores de la madera empleada, suaves y envolventes.

Ideal para: carnes blancas, pescados y quesos.

Ecológico

Los olivares ecológicos no emplean ningún producto sintético en el control de plagas o malas hierbas, ni se abonan con fertilizantes químicos. Todo se hace de modo natural.

Un aceite procedente de olivas ecológicas no difiere en sabor, pero sí aporta salud y seguridad alimentaria. Y contribuye a la sostenibilidad del medioambiente y del modo de vida agrario tradicional.

Beneficios saludables del oro verde

El aceite de oliva virgen extra destaca por su 98 % de triglicéridos, formados por glicerina y ácidos grasos con el ácido oleico a la cabeza. En estas grasas predominan las monoinsaturadas, que son las más sanas de todas.

De modo que emplear aceite de oliva en nuestra dieta reduce el uso de otras grasas de peor calidad y además mantiene niveles adecuados de colesterol en sangre.

Otro importante componente son los polifenoles y los tocoferoles. Los primeros son antioxidantes y contribuyen a neutralizar en el cuerpo los radicales libres del oxígeno. Los segundos se identifican con la vitamina E y también protegen a las células de agresiones externas.

20 gramos de aceite de oliva virgen extra cubren el 45 % de la cantidad diaria recomendada.

5. Ibéricos gourmet

Cuántas conversaciones hemos tenido alrededor de un plato de ibéricos. Con una copa de vino en la mano y buenos amigos a la mesa.

Somos un país que valora por igual la interacción social y la comida, por lo que intentamos entrelazar ambos conceptos a la menor ocasión.

Las celebraciones son además la mejor excusa para crear un momento inolvidable, sin tener que esperar a los días señalados en el calendario. Y como surgen espontáneamente, recurrimos a menudo a una de las exquisiteces más valoradas del país: los ibéricos.

Si hay algo sencillo de presentar es una tabla de embutidos ibéricos. No precisan elaboración, sientan bien a todos los paladares y no hay dieta anti calórica que se resista a ellos.

Jamón, paleta y lomo siempre a mano

Si buscas ibéricos de calidad, su indispensable característica es que se elaboren en nuestro país y procedan de cerdo ibérico. De ahí su nombre, ¿no?

Si además llevan el apellido gourmet, entonces hablamos de animales criados en libertad y alimentados de bellotas, pastos naturales o incluso piensos a base de cereales y legumbres.

Los ibéricos se caracterizan por su grasa entreverada que aporta una jugosidad y sabor característicos.

Para apreciar en su totalidad los ibéricos gourmet, es fundamental la elección de un buen vino con el que mariden. 

Para los más tradicionales, un buen reserva o crianza es la combinación ideal. Aporta aromas y matices suaves como contrapunto perfecto del ibérico. 

Si eliges blanco crianza también potencias el sabor. Pero, cuidado con los espumosos. No son muy recomendables porque limpian el gusto y se pierde el sabor. Al contrario que el fino o manzanilla, cuya frescura realza el gusto del ibérico.

Otras opciones de cocina gourmet sencillas y deliciosas

Además de las conservas que te hemos recomendado, puedes preparar unos deliciosos platos gourmet en unos minutos gracias a la cocina a baja temperatura. 

Este tipo de cocina elabora los alimentos en su punto de cocción exacto, mantienen todos sus nutrientes, y le confiere un sabor y una textura inigualables. 

Imagina preparar una pierna de lechazo con cremoso de manzana asada y Camembert, un tartar de salmón con aguacate o unas alcachofas confitadas con velouté de gambas y otras muchas recetas en pocos minutos y sin apenas ensuciar la cocina. 

Cocina, sana, fácil y todo un deleite para tu paladar o el de tus invitados. 

Conclusión

Los productos gourmet son el mejor fondo de despensa que puedes tener en tu hogar si deseas darte un homenaje o preparar una ocasión especial sin complicaciones, pero con calidad. 

Ya sabes, puedes convertir tu cocina en un restaurante de alto nivel solo teniendo en tu despensa estos productos gourmet.

Una excelente selección de productos con los que podrás coleccionar momentos únicos alrededor de tu mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba